Tras su última quimioterapia, sus vecinos la esperaron para celebrar en la calle con globos y carteles

En junio, Courtney Johnson, de 15 años, fue diagnosticada con cáncer. Justo el día después de su ceremonia de graduación de octavo grado. Durante una semana aproximadamente sintió dolor en sus piernas, lo que la llevó a realizarse pruebas, las que luego arrojaron el triste resultado: tenía un sarcoma de Ewing, un tipo de tumor bajo en el fémur izquierdo.

«Realmente no dejó que la deprimiera. Hemos tenido algunos momentos bajos, pero ella nunca sintió pena por ella misma. Se colgó allí y lo hizo con una sonrisa en su rostro”, contó su mamá April Danz a Buzzfeed. 


April Danz

Desde entonces, tuvo que someterse a dos cirugías y más de una docena de sesiones de quimioterapia que la obligaron a permanecer en el hospital durante días. Se perdió su primer año de secundaria y debió estudiar en casa, donde su familia usaba mascarillas. 

Tras un duro proceso, la adolescente de Pasadena, Estados Unidos, completó su sesión final de quimioterapia y el martes pudo abandonar el Children’s Hospital Los Angeles (CHLA).

Normalmente, la última sesión es bastante importante. En el CHLA los niños tocan una campana en medio de una gran celebración que se organiza. 


April Danz

Sin embargo, debido al brote de coronavirus, el hospital solo permitía que los pacientes recibieran la visita de una sola persona. Así que cuando terminó su tratamiento, Coco -como la llaman de cariño- tuvo que hacerlo solo con su familia más cercana. 

La madre de Courtney se sentía mal por la situación y se lo comentó a su amiga Sonia Singla días antes, lo qe provocó un plan en su cabeza: realizar un «desfile inverso», donde algunos de los seres queridos de Coco conducirían a su calle, se sentarían en sus autos y saludarían cuando llegara.

Entonces el día pactado se logró. Incluso llegó más gente de lo que pensaban. 


Twitter @MatthewLillard

Cuando el automóvil familiar de los Johnson dobló la esquina hacia su calle, vieron a todos los seres queridos esperando a Coco.

Sin que ella lo supiera, Singla había enviado mensajes de texto a un montón de personas, que a su vez habían enviado mensajes de texto a muchos más. Cada grupo estaba en sus autos, manteniendo el distanciamiento social, pero sosteniendo carteles, serpentinas y globos para celebrar. La adolescente no contuvo la emoción.


Twitter @MatthewLillard

Mira el video: 

El momento también fue emotivo para Danz. Muchos de los que acudieron habían estado cocinando o ayudando a la familia durante el período de tratamiento. Y ahora allí estaban otra vez.


Twitter @MatthewLillard

Un amigo de la familia, el actor Matthew Lillard, estuvo entre los presentes y tuiteó el video el miércoles.

 

 

 

 

 

Puede ver el contenido completo aqui

Add Comment