Todos los científicos del mundo, humillados al comprobar que se empiezan a notar ya los efectos de la homeopatía

A pesar de la campaña de descrédito y deslegitimación promovida desde el ámbito de la ciencia, los hechos se han acabado imponiendo y finalmente, tras años de insistencia, los efectos curativos de la homeopatía se han empezado a notar de golpe en todos los rincones del mundo en los que se estaba aplicando esta denominada pseudociencia. “No nos cansamos de decir que los efectos se iban a ir notando poco a poco, que esto iba lento, pero la arrogancia y el cortoplacismo de los científicos les impedían mantener la boca cerrada”, confirma Tharma Libram, uno de los mayores expertos en remedios homeopáticos del planeta.

“Agua, azúcar y mucha paciencia”, insistían los homeópatas haciendo oídos sordos a las críticas de los científicos. Ahora, éstos han tenido que agachar la cabeza y rectificar, y así lo han hecho en el artículo “Homeopathy (finally) works” publicado hoy en la prestigiosa revista “Science”. La pieza certifica los efectos curativos de tratamientos homeopáticos que llevaban administrándose desde los años ochenta sin que se percibiera mejora alguna. “La palabra paciente remite a la virtud de la paciencia, que es lo que hay que tener si uno pretende sanar”, argumenta Libram en referencia a la publicación. “Es la primera vez que leo un artículo científico, me alegra que sea este”, reconoce.

Los homeópatas, tras años soportando el desprecio de los llamados expertos, ven cada vez más cerca la creación de un premio Nobel de Homeopatía. Lo que descartan totalmente es permitir que se les incluya en la Academia Mundial de Ciencias. “Esto es como cuando te encuentras al antiguo compañero de instituto que te acosaba y ahora necesita algo de ti y se hace el simpático. Que les den”, sentencia Libram.

Para ayudarles a superar la frustración provocada por “el peso de la verdad, que siempre se acaba imponiendo”, los homeópatas recomiendan a los científicos que recurran a una disolución de tres gotas de Nux vomica.

Source: New feed

Comments

comments