Tallarines Chinos

Tallarines Chinos. Hoy vamos a ver una receta que podría decirse que es una mezcla de un par de recetas del blog: los tallarines con langostinos y los espaguetis con gambas.

Con el tiempo he ido mezcla en este plato un poco de cada una de esas recetas y ahora cuando no se que cocinar o no tengo mucho tiempo preparo estos tallarines chinos que quedan super ricos y son muy fáciles de hacer.

Si alguna vez te paso lo mismo que a mi (vas con prisas y no sabes que cocinar) espero que te acuerdes de esta receta. Si te das maña y vas preparando las verduras mientras se preparar el caldo y luego las salteas mientras se preparar la pasta entonces  en 30 minutos tienes el plato más que listo 😉

Anímate y ya sabes ….. a la cocina!!!

Ingredientes para hacer Tallarines Chinos (para 4 personas):

  • 400 gramos de tallarines chinos (o tallarines normales que quedan también geniales)
  • 500 gramos de langostinos crudos (sin pelar)
  • 1 pimiento verde italiano (de los largos para freír) (unos 75 gramos)
  • 1 trozo de pimiento rojo morrón (de los gordos para asar) (unos 75 gramos)
  • 2 dientes de ajo
  • 1 trozo de jengibre fresco del tamaño de un dedo gordo (unos 15 gramos o menos)
  • 5 cucharadas de aceite (yo prefiero oliva pero también puedes usar girasol)
  • 4 cucharadas de salsa de soja
  • sal fina
  • agua

Receta para hacer Tallarines Chinos (para cuatro personas):

  1. Lo primero que haremos es preparar un caldo corto de langostinos para aromatizar y potenciar el sabor de los tallarines. Pon en una olla mediana 2 cucharadas de aceite de oliva. Pela los langostinos. Echa las pieles y las cabezas en la olla y reserva los langostinos pelados en un cuenco pequeño.
  2. Pon la olla a fuego medio y deja que se doren las pieles y las cabezas (ojo que no se quemen). Cuando estén bien doradas añade 1 vaso de agua (unos 250 ml – 1 cuarto de litro). Deja a fuego medio bajo durante 10 minutos y luego aparta del fuego y reserva.
  3. Ahora pon una olla limpia con abundante agua (unos 4 litros) y calienta a fuego medio alto.
  4. Mientras se calienta el agua corta el pimiento verde y el rojo en tiras finas para luego cortar estas en cuadraditos muy pequeños (fíjate en la foto de la receta).
  5. Pon una sartén amplia a fuego medio (yo usé un Wok) y añade las otras 3 cucharadas de aceite. Cuando esté caliente echa los langostinos pelados y deja que se doren bien por ambos lados. Luego retira los langostinos a un cuenco limpio procurando que quede en la sartén todo el aceite.
  6. Añade los pimientos picados y con un rallador fino añade por encima un para de dientes de ajo pelados y el trozo de jengibre pelado. Mezcla bien y deja que se haga a fuego medio.
  7. El agua que estábamos calentando debe estar lista así que es el momento de echar los tallarines y 2 cucharadas pequeña de sal fina (tranquilos que la pasta absorbe muy poca sal y por eso echamos tanta). Dejamos cocinar hasta que los tallarines estén en su punto (a mi me gustan un poco enteros o al dente).
  8. Mientras se hacen los tallarines chinos seguimos salteando los pimientos con el ajo y el jengibre. Cuando tomen color y estén algo blandos echamos sobre ellos el caldo de los langostinos usando un colador de malla fina para que solo pase el caldo.
  9. Ahora subimos el fuego de la sartén-wok para que se reduzca el caldo y se concentren los sabores. Cuando casi haya desaparecido bajamos el fuego, añadimos 4 cucharadas de salsa de soja y esperamos a que los tallarines estén bien cocidos. Si por lo que fuera los tallarines está todavía muy duros puedes apartar la sartén del fuego y esperar.
  10. Cuando los tallarines estén listos los escurrimos bien (no enjuagues la pasta) y los volcamos sobre la sartén.
  11. Ponemos la sartén-wok a fuego fuerte, añadimos los langostinos que doramos al principio y mezclamos bien. Solo nos queda probar de sal y si vez que le hace falta algo más entonces lo mejor es añadir un poco más de salsa de soja (la sal solo la hemos utilizado para cocer la pasta) y mezclar bien. Y eso es todo …. fuera de la cocina y a comer!!

A comer:

A estos tallarines chinos le vienen genial muchos otros ingredientes. Por ejemplo puedes añadir unos champiñones o cualquier otra seta muy picada a la vez que los pimientos. O puedes preparar unos tallarines con pollo en vez de con gambas, en este caso perderías la potencia del caldo que preparamos con los pieles y cabezas pero se puede compensar añadiendo un poco más de soja o si tienes por casa alguna salsa asiática de pescado o de otras también le viene genial. Puedes ir probando con cualquier ingrediente hasta que des con los tallarines chinos que más te gusten 🙂

Yo suelo tener jengibre fresco en casa para preparar algún batido verdes. En crudo es un poco fuerte pero cocinado le da un punto muy exótico a la comida china. Si no encuentras el jengibre fresco no lo añadas y punto. Eso sí, no lo cambies por jengibre seco, el sabor es muy distinto.

Si quieres preparar estos tallarines chinos para un celíaco o para un alérgico al gluten tienes que tener en cuenta que la salsa de soja lleva trigo por lo que tendrás que buscar una salsa de soja sin gluten como la Tamari (asegúrate de leer bien los ingredientes). Lógicamente también tendrás que buscar una pasta sin gluten, si no encuentras tallarines sin la dichosa proteína puedes probar con unos espaguetis (que esos son más fáciles de encontrar) y preparar una especie de fideos chinos. Los demás ingredientes de la receta no tienen gluten 😉

Un saludo cocina!!

PD: Fotografía original de Javi Recetas, si quieres usar esta imagen lee las condiciones de la licencia

Source: javirecetas-comida-2

Comments

comments