Su madre anciana se queja al volver del asilo. Cámara oculta mostró que recibía mucho más que golpes

La vida de los abuelos en el asilo es difícil. La mayoría están enfermos, no recuerdan del todo y otros están demasiado solos y viejos. Lo peor es cuando en estos lugares se aprovechan de su estado y cometen horribles aberraciones. Es realmente triste y es inevitable que la rabia nos invada.

Camille Parent tuvo que enviar al asilo de ancianos St. Joseph at Fleming  -en Ontario- a su madre, Hellen MacDonald, por la demencia que comenzó a sufrir. Todo iba bien hasta que su madre se quejó de dolor, y se dio cuenta que estaba lesionada, incluyendo un ojo morado.


CTV

Intrigado y preocupado con lo que podría estar ocurriendo con su anciana madre de 85 años, instaló una cámara de video oculta en su pieza. Quería monitorear a otros pacientes agresivos que podrían estar perjudicándola.

Lo que Camille no sospechaba, era que se encontraría con horribles imágenes. Se sorprendió al descubrir en la cinta, que el personal del lugar estaba abusando de la mujer, de manera grotesca y agresiva,


CTV

En el video, capturado durante un período de tres semanas, los miembros del personal cometieron una serie de actos indecentes. En un clip, se ve a un miembro del personal agitando un trapo manchado con las propias heces de Hellen cerca de su cara. En otro, se ve a un hombre limpiándose la nariz con las sábanas de su cama.


CTV

“Es despreciable”, dijo Camille a CTV News sobre su hallazgo. “Si lastimas a alguien o maltratas a alguien, o vas a la cárcel o te cobran”, añadió.


CTV

El impactante registro desató una investigación interna del asilo y otra por parte del Ministerio de Salud de Ontario. Los cuatro empleados del hogar de cuidados a largo plazo fueron suspendidos. Más tarde fueron despedidos. Pero lamentablemente no se formularon cargos en su contra. 

Mira los horribles registros:

Source: Upsocl

Comments

comments