Su hijo murió de cáncer y les robaron iPad con su último video sano. Familia ruega su devolución

Topher Braddock tenía una vida perfecta. Se casó muy joven con el amor de su vida y junto a ella tuvo 5 hijos hermosos, educados y amorosos. El dinero no faltaba, la relación de pareja estaba en perfecto estado, la familia estaba saludable, no se podía pedir más. 


CBS Minnesota

Desgraciadamente, la vida a veces no nos permite tener todo l o que queremos. Y, si lo llegamos a tener, esta se asegura de arrebatarnos algo para recordarnos que no todo es perfecto, que la felicidad es algo efímero y que por eso mimso hay que aferrarse a esos momentos cuando se nos presentan.

Y el momento de felicidad de esta familia había terminado de la forma más trágica posible.

La mujer de Topher no había alcanzado a salir del hospital luego de tener a su hija menor cuando una noticia los dejó a todos por el suelo.


CBS Minnesota

Grey, su hijo de 12 años, había sido diagnosticado con un violento tumor cerebral.

La familia Braddock entró en colapso. Mientras los padres se turnaban entre cuidar a la nueva integrante de la familia y a su tierno hijo que sufría una enfermedad mortal, las energías se drenaban rápidamente tanto entre los adultos como entre los pequeños niños, que veían como todo se derrumbaba frente a sus ojos.

Todos los integrantes de la familia pasaron dos años terribles, agridulces, mientras veían cómo su pequeña hija creía y ganaba fuerzas al mismo tiempo que la luz de la vida de Grey se apagaba.


CBS Minnesota

Y fue un día de junio, justo el día de cumpleaños de Topher, cuando Grey terminó su lucha y se durmió para siempre. 

Los Braddocks estaban devastados. Los padres habían perdido a un hijo amado, los niños habían perdido a un hermano, a un compañero. Todos habían perdido un pedazo de sus vidas que nunca podrían reponer, una herida que no cerrará jamás. 

Pero aún en los momento de mayor oscuridad existen pequeños rayos de luz que nos permiten seguir creyendo en la felicidad. Y en esta oscuridad casi absoluta en la que vivía esta familia, esa tenue luz de alegría era un iPad que contenía el último video de Grey antes de que le diagnosticaran la enfermedad. 


CBS Minnesota

La mujer de Topher lo encontró recién hace un par de mese en el iPad familiar. Ahí, en esa pantalla, su hijo aún vivía. Escuchar su voz, ver su rostro y recordarlo con cariño estaba al alcance de sus manos. Él ya no estaba, pero el iPad familiar les permitía olvidar esa realidad, aunque fuera por una fracción de segundos.

Pero la vida puede ser muy cruel, y los Braddocks así lo aprendieron. Porque a menos de un año de la partida del pequeño Grey, el iPad con su último video fue robado de la oficina de Topher. La vida no sólo les había quitado un hijo y un hermano, sino que ahora les quitó el último recuerdo que tenían de él antes de la enfermedad que les quitó todo.

«Estábamos aquí y mi esposa toma la tableta, y ella dice: ‘Mira esto’, y fue un video de Gray, y en función de dónde estábamos, fue justo antes de descubrir que estaba enfermo», dijo Topher Braddock a CBSN Minnesota.


CBS Minnesota

El video era insustituible y lo sabían, pero sintieron un fuerte tirón para dejarlo donde lo encontraron.

“Así que lo volvimos a dejar, y siempre supe que estaba allí. Fue genial saber que Gray estaba allí siempre que quería ”, agregó.

«Seguí pensando en ese video y en cómo significa tanto para nuestra familia», dijo Braddock. «Pasamos los últimos dos años luchando contra el cáncer cerebral, y en junio, en mi cumpleaños, falleció».

Más importante aún, ese video era una forma para que su hermana menor tuviera una conexión con su hermano.»Su hermana pequeña nació durante su lucha por el cáncer, y ella nunca lo conoció antes de eso, y esto era algo que íbamos a mostrarle a medida que creciera, y escuchó sobre quién era esta persona«, agregó el dolido padre.


CBS Minnesota

A Topher no le interesa lo material, ni quien fue el autor del robo. Lo único que quiere es tener ese video de su hijo de vuelta para poder volver a iluminar la vida de su familia.

«Si alguien lo viera y entraran y me lo entregaran, les daría la mano y les agradecería, y les daría un abrazo», dijo Braddock, concluyó.

 

 

 

 

 

Comments

comments

Puede ver el contenido completo aqui

Add Comment