Salvar al rinoceronte blanco está cada vez más cerca. La ciencia intervino para evitar su extinción

Pocas cosas son más tristes que aceptar que el progreso de nuestra especie, no ha llegado gratis. El planeta está comenzando a dar señales de que lo trabajamos más de la cuenta mientras corríamos por alcanzar más riquezas o viajar por los aires. No solo son los medioambientes naturales y fuentes de recursos las que se han visto dañadas, sino que también los animales que las habitan. Muchas especies ya perdieron la lucha por adaptarse a los cambios que las personas le hemos forzado al planeta; algunos incluso, han caído víctima de la avaricia de las personas, quienes las cazaron hasta la extinción. 

Por cada mal que le hicimos al mundo, las personas no hemos perdido la oportunidad de buscar una manera de corregirlo. Eso es lo que nos caracteriza como especie: por mucho daño que causemos, a la larga encontraremos una manera de solucionarlo. Por eso es que la ciencia se ha dedicado a la tarea de darle una segunda oportunidad a algunas especies que creíamos no lograrían pasar los próximo años junto a nosotros. Pero por mucha buena voluntad que tengamos, a veces la lucha por la conservación animal es bastante difícil.


@wildlife_quality

Una de las luchas más encarnizadas que los científicos y zoólogos han tenido que dar, es la por mantener con vida al rinoceronte blanco. Debido tanto a la actividad de los cazadores de marfil, como los cambios en los ambientes naturales donde esta maravillosa especie hace su vida, el rinoceronte blanco llegó al límite de su existencia. Los especialistas comenzaron a notar que sus número disminuían, sin señales de recuperarse. Finalmente se llegó al punto crítico: el último rinoceronte blanco macho había muerto.


@senecaparkzoo

La noticia puede sonar catastrófica, pero por suerte para nosotros, la ciencia hace tiempo que ha llegado más lejos de lo que podemos creer. Usando tecnología de fertilización in vitro, científicos lograron sintetizar embriones de rinoceronte blanco fecundados artificialmente. La base fueron especies similares, cuyos detalles y características genéticas fueron alteradas para dar con las del rinoceronte blanco. Es el tercer huevo que se consigue fecundar de esta manera. 


@ena117ena

Si todo resulta bien, el embrión fecundado podrá ser injertado en una hembra, la que lo cargará y nutrirá hasta dar a luz a un nuevo espécimen. Con un par de estos que hayan resultado positivos, se podrá pasar a dejar que los nuevos retoños retomen la senda de la repoblación de su especie. 

Puede ver el contenido completo aqui

Add Comment