Ponía un McNugget extra en las cajas de 10. Fue reconocido como «el Robin Hood de la comida rápida»

Como bien dice la frase que ha salvado el orgullo de incontable hombres a lo largo y ancho del mundo, el tamaño no importa. En este caso, venimos a hablar del tamaño de una porción de comida, pero la analogía funciona de todas maneras. A pesar de que estamos hablando de cantidad más que tamaño… pero bueno, quédense con nosotros. A lo que vamos, es que hay un placer especial que se consigue cuando nos damos cuenta que un envase que decía tener 8 productos, viene con 9.

Desde sentir una leve sensación de rebeldía (¡estoy venciendo al sistema!, es lo que pensó más de alguno) a simplemente disfrutar que lo que pedimos nos durará un poco más, llevarnos la sorpresa de que tenemos más de lo que creíamos, nunca nos va a sentar mal. Es la misma sensación que experimentamos cuando nos ponemos una vieja chaqueta y en uno de sus bolsillos descubrimos un billete con el que no contábamos. Es la sorpresa.


@Mcdonalds

La historia del empleado de McDonalds más gentil del mundo se enmarca precisamente en este tipo de historias. Cody Bondarchuk, de Canadá (¿podía ser de algún otro lugar?) reveló hace poco en su Twitter una historia que se había mantenido para sí mismo por años. Luego de dedicar dos capítulos y medio de su vida a McDonalds, Cody se sintió con la libertad de revelar su gran secreto:

En casi todas las porciones de 10 McNuggets que vendía, Cody agregaba un nugget extra. Así es: más de una persona llegó a su casa, abrió la caja y en lugar de los 10 McNuggets que se esperaba, se dio cuenta que tenía 11 a su disposición. La felicidad que esto debió haber causado a más de un cliente era la única paga que Cody buscaba obtener.


@McDonalds

Según sus propios cálculos, el secreto de Cody le debe haber costado a la empresa unos 1600 dólares en total, una suma no menor si la escuchamos sin contexto. Pero va a ser difícil que busquen perseguirlo: su confesión fue tomada por las redes sociales con reverencia y cariño . Algunos dijeron que era «un héroe sin capa» otros que se trataba de «el Robin Hood de los nuggets». Nadie se iba a oponer a alguien que pusiera de esa manera la felicidad de sus clientes por delante de su seguridad laboral. 


@McDonalds

Especialmente si es que la bondad de Cody venía en forma de un nugget, una de las maneras más simples que tiene la vida de demostrarnos que todo tiene sentido.

 

Puede ver el contenido completo aqui

Add Comment