Paraguayo en silla de ruedas vende casas de perro para mantener a su familia. Su hijo de 7 lo ayuda

Un viernes 13 del mes de septiembre del año 2013, cambió la vida de Gabriel Insfran. Para la fecha el joven era supervisor de cobranzas en una financiera de Gran Asunción (Paraguay), pero regresando de su trabajo aparecieron dos asaltantes para robarle su moto. Le dispararon en la espalda.

«Cuando mi hijo iba a nacer le dije a mi esposa que no trabaje más para que lo cuidara, yo iba a ser el único sostén de las casa, pero cuando mi hijo cumplió 6 meses de vida, al día siguiente a mi me dispararon»

Gabriel Insfran a UPSOCL


YouTube: Teletón Paraguay

La bala se alojó en la zona L3 de su columna vertebral, dejándolo paralítico. La empresa donde trabajaba no se hizo responsable de él y para poder costear gastos y salir adelante, tuvo que vender la casa que tanto esfuerzo le costó junto a su esposa Lilian Franco.


YouTube: Teletón Paraguay

«Tuvimos que vender todo para mis gastos de operaciones y mi rehabilitación. Busque mucho trabajo, pero no encontré por mi condición. No tenía mi secundaria terminada»

Gabriel Insfran a UPSOCL

Algunos y no es de extrañar, se derrumbarían ante la situación. Pero entre su ingenio, Gabriel (con apoyo de la Teletón ) consiguió que un amigo le transformara una moto para salir a vender empanadas. Algo a lo que se dedicó durante años.

«Salía a vender empanadas hasta la madrugada, recorriendo la calle, hasta que apareció el coronavirus. No pude salir a vender nada y como debemos comprar medicamentos para mí y mi señora, empece a arreglar calzado, aunque no me fue muy bien.»

Gabriel Insfran a UPSOCL


Gabriel Insfran

Cabe acotar, que en medio de la dura situación que atravesó Gabriel, su esposa sufrió un ACV, algo que dificultó la situación aún más. No obstante mientras más desafíos les coloca la vida, más luchan:

«Vi que tenía un martillo, un serrucho y un metro de mi suegro, así que comencé a fabricar casitas aprendiendo por youtube»

Gabriel Insfran a UPSOCL

Con la ayuda de su hijo de 7 años Alan Gabriel y consiguiendo las herramientas de a poco, está elaborando casitas para perros, las cuales fabrica y vende dependiendo del tamaño del animal. La iniciativa partió ante la necesidad y su cariño por las mascotas:

«De a poco he ido consiguiendo herramientas, pero aún me falta. Si consigo más herramientas generaré más ganancias. Espero después poder crear mi taller para salir del patio de mi hermana, y de a poco volver a tener mi propia casa.»

Gabriel Insfran a UPSOCL


Gabriel Insfran

Un ejemplo de persistencia, perseverancia y de unión familiar. Todo el éxito del mundo para este incansable trabajador y su familia, acá su Facebook sí alguien en Paraguay desea contactarlo para ordenarle una casita.

Puede ver el contenido completo aqui

Add Comment