Mujeres solteras y divorciadas suelen ser más saludables que las casadas. La tranquilidad vale oro

La  época en la que no nos atrevíamos a tomar decisiones ‘por los hijos’, o porque ‘la iglesia no lo consideraba correcto’ ha quedado en el pasado. Errar es de humanos y tras una mala experiencia, es completamente válido echar marcha atrás y apostar por un nuevo comienzo, apostar por nosotros mismos y pensar en nuestro bienestar.

Además, hemos aprendido a dejar atrás el estúpido y retrogrado concepto de que una mujer obligatoriamente debe tener a un hombre a su lado para ser feliz, a pesar de que se respeta y aplaude esos matrimonios exitosos que han logrado mantenerse a través de los años, una mujer no es menos por decidir tener una vida sola (ya sea que lo haya considerado en su juventud o en su vejez). Y no son suposiciones, la ciencia me respalda.


Shutterstock

Según un estudio realizado por científicos de la Universidad de Arizona , las mujeres que nunca se han casado o aquellas que se han divorciado muestran mejores signos de salud que aquellas dentro de un matrimonio.

Para la prueba, científicos hicieron seguimiento durante 3 años a casi 80 mil mujeres de entre 50 y 79 años de edad, originarias de hasta 40 ciudades distintas de los Estados Unidos. Durante el período hubo diversas variaciones, algunas se mantuvieron estables, otras se divorciaron y otras hasta se casaron.


KIRYLV

Al valorar el estado (presión arterial, talla, índice de Masa Corporal), los hábitos alimenticios, las rutinas de ejercicios, y el consumo de alcohol y cigarrillo, los resultados fueron llamativos. El estudio demuestra que cuando las mujeres se casaron su presión arterial aumentó, además de que subió su consumo de alcohol y hábitos pocos saludables.

Por otro lado, las mujeres que terminaron una relación bajaron su presión, la talla (aunque no es algo del todo importante), sus actividades físicas y mejoraron su alimentación. Quizá el único punto negativo, algunas de las divorciadas comenzaron a fumar.


Pixabay

Mi conclusión es clara: aunque no descubro nada, estaremos saludables y felices donde nos sintamos cómodos, ya sea con o sin pareja. No hay una fórmula definida para la felicidad.

Puede ver el contenido completo aqui

Add Comment