Medio siglo tras un ordenador

La tasa de supervivencia de las empresas españolas es de las más bajas de la OCDE. Proyectos que no van sobrados de liquidez pinchan pronto en un mundo donde la vida media de una sociedad mercantil no llega a la adolescencia. Hay extrañas excepciones como la de Seresco, a punto de alcanzar el medio siglo dedicándose al imprevisible sector tecnológico. Fundada en Oviedo en 1969 por tres familias (Suárez, Rubio y Díaz) dos años más tarde abrieron su primera delegación en Vigo como escuela de informática. 49 años después y con 633 empleados, facturan 26 millones de euros y tienen delegaciones en Barcelona, Madrid y Lisboa. También están presentes en Ecuador, Costa Rica, Bolivia y Colombia.

Seguir leyendo .

Comments

comments

Puede ver el contenido completo aqui

Add Comment