"Me he encontrado que tengo madre y padre y dos hermanos. Hemos perdido 45 años"

Más de cuatro décadas después de ser arrancada de su los brazos de su madre pocos minutos después de nacer, esta vecina de Campo de Criptana ha conseguido unir todas las piezas de un puzzle que siempre tuvo delante. La mujer que la parió siempre creyó que su bebé había muerto, pero una llamada anónima les ayudó a descubrir la verdad. “Quiero contar mi historia por si sirve para arrojar luz en medio de tanto silencio y oscuridad”, afirma Ana Belén Pintado

Puede ver el contenido completo aqui

Add Comment