Màxim Huerta defiende que los 256.778 euros defraudados eran “una licencia literaria”

El ministro de Cultura, Màxim Huerta, ha sido condenado a pagar a la Agencia Tributaria un total de 365.939 euros por utilizar una empresa interpuesta para pagar menos impuestos entre 2006 y 2008. Una maniobra que el escritor define como “licencia literaria”, recordando que “no hay que tomarse literalmente todo lo que declare un escritor de ficción, hay elementos basados en la vida real y otros que se añaden para engordar la trama”.

Huerta se niega, por lo tanto, a dimitir y lamenta que “la gente, poco acostumbrada por desgracia a leer narrativa, se crea todo lo que esté escrito en un papel”. El ministro confirma que usó su casa de la playa para eludir impuestos “porque en ese momento, para la construcción del personaje, busqué el contraste entre la paz que transmite el mar y el estrés de las obligaciones tributarias, un choque que lleva al protagonista a traicionarse a sí mismo y a poner en juego, sin que él lo sepa, su futuro como ministro”.

Màxim Huerta explica que “la idea de un personaje atrapado por los errores de un pasado que creía enterrado es un recurso literario muy habitual, y que haya quien se sorprenda de esto demuestra el trabajo que tenemos por delante para lograr que la gente lea más”.

El ministro ha aprovechado para anunciar que su declaración de la Renta de este año se hará pública “en aras de la transparencia”, y quien quiera leerla deberá esperar al próximo mes de julio, cuando saldrá a la venta en Ediciones Minotauro, la editorial especializada en literatura fantástica y ciencia ficción del Grupo Planeta.

Source: New feed

Comments

comments