Los Twix de caramelo salado están cada vez más cerca. Su sabor complejo los ha vuelto inevitables

No hay ninguna duda de que el sabor más atractivo para nuestros paladares, el que menos nos cuesta tragar y el que nos encontramos deseando una y otra vez con mayor frecuencia, es el dulce. El salado puede que sea al que recurrimos por defecto cuando estamos hambrientos y es hora de almorzar, pero el dulce es el que representa todas las cosas que comemos por gusto, más que por necesidad. En resumen, el salado es el que necesitamos, pero el dulce es el que queremos. Se pueden hacer eternas discusiones sobre cuál de estos es más importante, pero de lo que no nos queda ninguna duda, es que no podemos pasar un solo día sin ambos. 

Nuestra cuota de sabor dulce puede ser satisfecha por una gran cantidad de comidas y aperitivos. Pero todos sabemos que si nos preguntaran por cuál es nuestra manera preferida de experimentar el dulzor en nuestros paladares, nadie diría algo distinto que una buena barra de chocolate, dulce, o la mezcla de ambas. Por supuesto que el punto de referencia para esto, son las barras de caramelo con chocolate de las que nos hemos hecho tan dependientes. Las ensaladas y las proteínas son lo que nos da la energía para remontar un nuevo día, pero son los dulces lo que nos da el motivo para hacerlo.


Mars

Dentro de este mundo, pocas cosas son mejores que las pequeñas barras de chocolate que podemos comprar en casi cualquier lugar. Sea un Snicker, Milky Way o un Kit-Kat, una pequeña dosis como esta es suficiente para recordarnos la razón de por qué estamos en este mundo. Qué mejor pequeña dosis puede existir, que una que viene en dupla. Y qué mejor dupla, que las dos barras gemelas de Twix.


Mars

Todos estamos de acuerdo con que el sabor tradicional de Twix no es algo que necesite modificaciones. Pero no nos cerramos a la posibilidad de nuevas variaciones. Los Twix de caramelo salado (una combinación más compleja basada en la contraposición de estos dos sabores), son la realización física de esta situación. Ya han aparecido en varios lugares, más que nada cerca de Oceanía.


Mars

Hace poco el Reino Unido se alegró de ser uno de los países que lo podrá encontrar en sus pasillos. Cuánto tendrá que pasar para que lo podamos ver en nuestros propios supermercados y tiendas, es cosa de cuánto lo deseemos. Qué suerte que vivimos en una época donde nuestros deseos pueden ser órdenes, todo gracias a las redes sociales

Puede ver el contenido completo aqui

Add Comment