Los sundae de galleta con salsa de chocolate volvieron a Wendy’s. Nos hacía falta endulzar la vida

En solo un par de semanas, hemos visto ocurrir cosas que probablemente no creíamos posibles. Llevábamos tantas décadas viviendo más o menos predeciblemente (incluso las cosas impredecibles que nos ocurrían, caían dentro de lo esperable y sabíamos cómo manejarlas). Pero a fines de febrero, comenzó a expandirse el coronavirus y todo cambió. Muchos países se vieron envueltos en situaciones terribles, incapaces de reaccionar correctamente a las situaciones extremas en las que el virus los puso; varios de ellos ni siquiera lugares demasiado pobres o desabastecidos. Incluso quienes nos pudimos considerar entre los lugares que mejor situación tuvieron, tuvimos que tomar medidas bastante extremas.


Unsplash

Gran cantidad de negocios tuvieron que cerrar hasta quién sabe cuándo. La ordenanza de que se prohibía reunirse en lugares cerrados con demasiada gente (e incluso en lugares abiertos, lo peor que podemos hacer hoy es vernos con muchas otras personas) dejó a muchísimos lugares sin su clientela habitual. Esto obligó a muchísimos de nuestros restaurantes o locales de comida rápida favoritos a elevar su nivel, o desaparecer. Wendy’s decidió tomar la primera opción: lucharía con uñas y dientes para mantenerse a flote.


Unsplash

Para conseguir esto, fue que decidió facilitar sistemas de comida por ventanillas, entregada directamente hacia tu auto. Como si esto no fuera suficiente, también anunciaron que traerían de regreso uno de sus productos más recordados. Es cierto que Wendy’s son conocidos más que nada debido a sus hamburguesas y otras comidas saldas y contundentes. Pero a la hora de ofrecer postres igualmente memorables, no se quedaron atrás. La inclusión de su sundae con galleta, bañado de chocolate Ghirardelli , era una verdadero festín para los ojos y la boca. 


Wendy’s

Si alguna vez lo probaste, de seguro que lo recordarás con afecto. Wendy’s está al tanto de esto. Es por esto que anunciaron su regreso, ahora cuando más lo necesitamos. Presentado en un pote de un diseño y amplitud que recuerda un poco al plato de comida de un perro (y qué mejor medida, si lo que queremos es que nos dure durante un buen tiempo), este helado parte desde una base de chocolate o vainilla, mezclado con pedazos de crujientes galletas.


Wendy’s

La verdadera clave es el bañado de chocolate líquido que tiene, el que nos hará pensar que estamos en una chocolatería de lo más elegante, en pleno Italia. Ahora que no podemos salir, y viajar es algo que quizás no vuelva a ocurrir en varios meses, soñar es nuestra mejor opción.

Puede ver el contenido completo aqui

Add Comment