Los logros de un amigo se festejan como propios. Es preocupante si su felicidad te genera envidia

Dentro de una amistad no debería existir la competitividad. Ciertamente, nos inspiramos en otros para tener ideas, hay proyectos de vida que establecemos de forma similar y esa semejanza hace que alguno alcance las metas primero que otros.

No obstante, no estamos hablando de una carrera. Casarte a los 50, empezar a estudiar en la universidad a los 30, todo es decisión de cada quien. Pero lo más triste, es que hay quienes a veces sienten que les están ‘ganando’.


Shutterstock

Y digamos lo entendemos (aunque no lo compartimos) de alguien que no es tu amigo, alguna vieja rivalidad que deberías evitar no te puedes sacar. Pero que te genere envidia un compañero, un hermano de vida, es realmente algo vergonzoso.

Piénsalo bien, cuando te duela que alguien cercano te muestre lo nuevo que se compró, muchas veces solamente desean compartir su felicidad con alguien que creen también se alegrará por él. No te lo está restregando en la cara.


123rf

Que tu amigo logre algo que tu también ansías no es una mala noticia, si es tu amigo, más bien te explicará como lo logró y te apoyará para que tu también puedas alcanzar esa meta. Y si solamente lo criticas porque él también lo hace, quizá debas cambiar de amistad.

Como siempre lo decimos, cuídate bastante de quienes te rodean. Una amistad sincera es difícil de encontrar, pero a esa le debes entregar tus mejores deseos. La felicidad de un amigo es como si fuera un logro nuestro, jamás puede ser visto como lo contrario.


Pixabay

Puede ver el contenido completo aqui

Add Comment