Los helados Skittles son la debilidad del verano. El arcoíris de sabor derretirá nuestros paladares

Para los que vivimos por el hemisferio sur, particularmente en este continente alargado y variopinto que nos gusta llamar Latinoamérica, el verano puede llegar a ser un verdadero bochorno. Mucho antes de que el calentamiento global convirtiera todos los veranos del mundo en algo insoportable, por esta regiones ya sabíamos lo que los calores extremos pueden significar para el día a día de las personas. Cuando el termómetro ya está cerca de reventar, todas las táctica habidas y por haber parecen insuficientes: hay que luchar contra el calor a como de lugar. 

Una de las mejores alternativas es buscarnos algún alimento realmente frío y refrescante, algo así como un bloque de hielo que nos podamos meter a la boca, cosa de que mande una señal gélida por todo nuestro cuerpo. Para los latinoamericanos, el helado no es solo uno de los postres más sabrosos y favoritos que tenemos: son una herramienta de supervivencia cuando las temperaturas se comienzan a volver peligrosas. La otra opción es arrojarnos a la piscina. El problema de esto es que no hay muchas cosas productivas que se puedan hacer al mismo tiempo que esto. 


Mars

Todo esto nos lleva a que cualquier noticia de un helado distinto o novedoso, es recibida por nosotros como agua en el desierto (bastante literalmente, teniendo en cuenta las similares temperaturas). Tomar un helado no tiene por qué ser solamente algo que tenga que ver con refresco: también puede ser algo de lo más sabroso y placentero.


Mars

Pocos dulces nos inspiran más esta reacción que una bolsa de Skittles, el dulce que fue, literalmente, inspirado en un arcoíris. Enterarnos de que en alguna parte del mundo (Reino Unido, como si esos fanáticos de la bruma y la lluvia tuvieran la necesidad de algo así) existen helados de Skittles, nos hace considerar un giro de carrera: de lo que sea que estuviéramos haciendo antes, a cazador profesional de helados de Skittles.


Mars

Esta maravilla de las paletas heladas existe en dos sabores: el reminiscente al Skittle rojo y al verde (por ello, el de fresa y el de manzana). Al igual que el dulce, cuenta con una cubierta más dura, de dulce, con un interior suave e inolvidable. Si pudiéramos darle una característica a los Skittles para acercarlos aun más a la perfección, sería la capacidad de refrescarnos. Como suele ocurrir con estas cosas, a alguien ya se le ocurrió antes. 

Puede ver el contenido completo aqui

Add Comment