Hombre se recuperó del coronavirus y de dos derrames cerebrales al mismo tiempo. Nada lo derrumba

Casi como un milagro, este padre ha sobrevivido a todos los retos cuando su vida estuvo en juego, debido a su estado de salud sumamente delicado. Él venció al coronavirus luego de 30 días conectado a un ventilador con neumonía doble, superó también insuficiencia cardíaca y dos accidentes cerebrovasculares. Nunca se dio por vencido.

Se trata de Omar Taylor, un hombre de 31 años que logró levantarse de todas adversidades para salir triunfante del hospital, justo a tiempo para celebrar el segundo cumpleaños de su hijo menor.


Kaitlyn Taylor

Fue el personal del Hospital Colchester quienes lo vieron reponerse del estado crítico en el que se encontraba, contra todo pronóstico. Perdió el uso de su brazo derecho, y los médicos le aseguraron que no volvería a caminar. Sin embargo, se marchó del centro médico de pie, como un valiente.

Desde que salió del hospital, hasta que llegó a su casa en Rowhedge, Colchester, en Inglaterra, solo recibió aplausos.  Sus vecinos se encargaron de recibirlo en su gran regreso a casa. Logró todo cuando la fe era poca.


Kaitlyn Taylor

«Primero nos dijeron que iba a morir, luego nos dijeron que nunca podría caminar. Su recuperación es un milagro absoluto. Fue completamente abrumador. Estaba decidido a salir a tiempo para el segundo cumpleaños de nuestro hijo y lo hizo. Vamos a tener una gran fiesta, solo nosotros cuatro», dijo su esposa, Kaitlyn Taylor a Daily Mail .

«Fue increíble ver a todos reunirse para darle la bienvenida a casa», agregó la joven de 30 años.


Kaitlyn Taylor

Ahora él se encuentra en un proceso de 12 semanas de rehabilitación intensiva en su hogar, mientras ha recuperado parte el habla, con al menos 2 palabras a la vez. Mantiene su brazo derecho rígido, aunque los médicos creen que puede moverlo de nuevo en 90% a fin de año. En una dura etapa para todos.

«Ha sido muy difícil, particularmente con dos niños pequeños. Harrison, que tiene dos años la próxima semana, no entendió y tuvo miedo de su padre durante las primeras horas después de su regreso», dijo su esposa.

«Pero Vivienne, nuestra pequeña de cuatro años, es la hija de un papi y no se ha apartado de su lado desde que ha estado en casa. Ella lo ha estado ayudando a ir al baño y a la ducha y está muy, muy feliz de que esté en casa», añadió.


Kaitlyn Taylor

Y es que, luego de su padre pasara 8 semanas fuera de casa, sus hijos también temían lo peor. «Esta ha sido la peor pesadilla de todos. Pero el apoyo que hemos recibido ha sido abrumador», dijo Taylor.

Primero tuvo problemas respiratorios durante durante 3 días. Luego Kaitlyn recibió una llamada devastadora en la madrugada: El estado de su esposo se había complicado y los médicos tomaron la decisión de intubarlo y ponerlo en coma inducido.


Kaitlyn Taylor

«Tuve que mirar a mi hijo de cuatro años y a mi hijo de dos años y pensar en cómo les diría que su padre se estaba muriendo», contó.

A pesar de que luego se estabilizó, cuando le realizaron tomografías para evaluar su condición, se dieron cuenta que había sufrido un doble derrame cerebral. En ese momento ya no po´dia mover su brazo derecho.


Kaitlyn Taylor

No obstante, después de un mes, ya había dado negativo para COVID-19 y su familia pudo visitarlo en la unidad de cuidados intensivos.

«Fue muy emotivo. Estaba en una silla de ruedas y lo vimos al aire libre. Antes de eso, cuando hablamos con él por videollamada, tenía una mirada en blanco y ni siquiera sabíamos si podía reconocernos (…) cuando lo vimos, estaba sonriendo y pudo abrazar a los niños». Fue un momento mágico para la familia, que estuvo separada durante 6 semanas.


Kaitlyn Taylor

«Hay un largo camino por delante y será un momento difícil para todos nosotros. Pero somos muy afortunados de que mi esposo esté vivo», expresó su esposa.

Tal como un superhéroe, Omar se levantó de una condición casi mortal para demostrar que él tenía suficientes fuerzas para dar la batalla.

Comments

comments

Puede ver el contenido completo aqui

Add Comment