Experto en niñez advierte: «Están en peligro porque no juegan entre ellos». Hay mucho individualismo

La niñez es una de las etapas más bellas de la vida. Es un momento de aprendizajes y diversión. Y no de aprendizajes o diversión, porque se puede aprender divirtiéndose al mismo tiempo.


Pixabay

Y una manera de hacerlo es jugando. Lo que le importa mucho a un pensador, psicopedagogo y dibujante español, llamado Francesco Tonucci. Quien se encuentra preocupado, ya que según su diagnóstico la sociedad actual no está facilitando que se desarrolle el juego de los niños, o al menos, no de una manera sana y en libertad.


Francesco Tonucci | Nacho G. Hontoria

Este experto participó en la campaña 12 Meses, una iniciativa de acción social de Mediaset España, desde la cual Francesco pronunciaba con fuerza el eslogan: «jugar es un asunto muy serio». Que hay que dejar a los niños jugar, no controlarlos o vigilarlos, sino que permitir que ellos se diviertan de manera creativa y sana, libremente. Ya que hay muchos papás que ahogan la creatividad y la capacidad de juego de los niños.

«Cuando se dice a algunos padres que hay que ‘dejar’ ir a jugar a los niños parece una frase incomprensible para ellos. ¿Cómo que vayan solos? Siempre tienen que acompañarlos, y eso significa ir todos los días al mismo lugar, a esos jardines de juego en los parques para niños, donde están cerrados y vigilados»

– señaló el pedagogo al medio Uppers .


Pixabay

En una sociedad sumamente proteccionista como la actual, Tonucci invita a que los adultos dejen salir a los niños de casa sin ellos, para que puedan estar con amigos y que elijan un juego adecuado para cada espacio, debido a que cada actividad recreativa tiene sus propias necesidades.

«La idea de que un niño vaya al mismo sitio, vigilado, hasta que se canse, no tiene nada que ver con el juego. Y cuando veo estos espacios pienso que los alcaldes y los arquitectos han tenido una suerte muy rara de la infancia, no han sido niños, porque cómo es posible que una persona que ha sido niño piense que ese espacio es bueno para jugar. Lo que siempre digo es que en el mundo del juego los adultos no deberían entrar«

– explicó el experto en niñez.


Pixabay

Para él, en esta situación actual, los niños son meros consumidores, esperando el adulto que se canse para volver a casa. Lo que si se piensa bien, uno notará que cuando un niño está jugando de verdad, nunca se cansa. Tonucci asevera que si un niño se cansa tras jugar media hora, es porque algo está mal. Y pide a los abuelos a hacerse parte de la solución.

«Tienen que ayudar a los hijos a no tener miedo, a entender que la ciudad no merece el miedo que tienen y, a su vez, ser un poco guardianes de los niños. Niños y abuelos deberían ser aliados y pedir a los políticos que devuelvan el espacio público a la gente para que unos puedan pasar tiempo al aire libre y los otros puedan jugar, pero cada uno por su cuenta»

– argumentó el también dibujante.


Pixabay

Factores y causas de esta problemática en la falta de juego de los niños, son el individualismo y las nuevas tecnologías. Por ejemplo, él hace un llamado a esperar hasta los 12 años o más para regalarle el primer teléfono móvil a un niño. «Mi nieta, que tiene 12 años ha sido la última en tenerlo de su clase, pero la presión es muy fuerte», cuenta Francesco, temiendo que en un futuro, los padres le digan a sus hijos que no tienen que salir porque podrán verse con sus amigos por Skype.

Puede ver el contenido completo aqui

Add Comment