Estas son las frases de la princesa Corinna registradas en las grabaciones del comisario Villarejo

Unas grabaciones entre Corinna zu Sayn-Wittgenstein, la que fuera amante del rey emérito, y el comisario José Manuel Villarejo, han visto la luz a través de una filtración a algunos medios. Si bien muchos de ellos han destacado fragmentos relacionados con amenazas y delitos económicos, esta conversación esconde otras frases de gran impacto que reproducimos a continuación.

“Era muy tocón. Muy tocón. Cualquier cosa que te decía, te cogía del brazo, ¿sabes? Ese tipo de persona”.

“Sí, bueno, el elefante… Lo tuve que matar yo, porque al señorito le daba miedo. Ahora, luego para hacerse la foto le faltó tiempo”.

“A ver, que mala persona no es, ¿eh? Pero es muy suyo”.

“Siempre lleva monedas de cien pesetas en el bolsillo. A la mínima ocasión las sacaba y me decía: ‘Mira, este soy yo. ¿Tú sales en alguna moneda? Yo sí’”.

“Y, hombre, al final pues me molestaba un poco. Que era el Rey de España. Ya me dirás tú si no me podía llamar él en vez de hacerme una perdida para que llamara yo”.

“Le gusta salir de incógnito, con la cara tapada, ponerse unas mallas y actuar con el Cirque du Soleil. Ya ves tú, que luego no es capaz ni de caminar sin matarse, pero en el trapecio es un ángel”.

“Sí, claro que duermen separados desde hace años. Él duerme en su habitación y Sofía en Londres”.

“Ahora no tenemos relación. Vamos, que podemos estar en la misma habitación y no nos vamos a tirar del pelo, ¿me entiendes? Pero eso: hola y adiós”.

“La cosa que más rabia me da es que es de esos que te tiene dos horas quieta para hacerte una foto y luego va y dice: ‘Uy, que estoy grabando un vídeo’”.

“Con la que me llevo bien es con Elena. Desde el primer día que coincidimos, que me preguntó ‘¿Tú eres mi nueva mami?’. Y claro, le dije que sí, no le vas a dar un disgusto a la chiquilla”.

“Me obligaba a hacer cosas terribles, cosas con las que yo no estaba cómoda. Me decía que había hablado con el abogado, y me forzaba a decir ‘¿Qué abogado?’, solo para responder ‘El que tengo aquí colgado’, y se iba, partiéndose de risa”.

“Me utilizó para varios negocios en el extranjero, sí. Resulta que tiene un hotel rural en la bretaña francesa, muy cuco. Pero cuando él tenía algún viaje oficial me hacía ir a mí a atender a los huéspedes”.

“Le encantan las viñetas de El Roto. Se puede tirar horas coloreándolas”.

“Con Alberto de Mónaco se lleva muy bien. Son uña y carne. Lo que no se le ocurre a uno se le ocurre al otro. Los dos, junto con el Duque de Edimburgo, tenían una compañía de impro y oye, no se les daba mal. Peores cosas he visto yo por ahí”.

“El tío me quería llevar a todos sitios con la moto. Y a mí me dan mucho miedo las motos. Porque si te pasa algo, el golpe te lo llevas tú, ¿sabes? Que, a ver, luego hay gente que andando se tropieza con un bordillo y se queda pajarito. Pero las motos… Son superiores a mí”.

Source: New feed

Comments

comments