Esta es la única receta original de los clásicos fettuccini Alfredo. Ni se les ocurra ponerle crema

No queremos echarles la culpa de todo, pero es verdad que los estadounidenses son buenos para modificar cualquier tipo de estímulo extranjero y transformarlo en una versión propia. Sin embargo, algunos de ellos están dándose cuenta de que las cosas son de otra manera, y que eso no tiene porqué estar mal.

Tomemos el caso de los fetuccine Alfredo, una de las recetas más icónicas de Italia, que consiste en una sencilla salsa con jamón, cebolla y crema… pero sólo en EE.UU. Desde Norteamérica se popularizó esta receta con esa preparación en casi todo el planeta, incluyendo ingredientes con los que los italianos se espantarían de inmediato.


Saveur

La crema de leche nunca ha sido un ingrediente en la cocina italiana, y si se ponen a ver videos de chefs italianos preparando una pasta Alfredo, verán que es una receta con ingredientes muy sencillos, lo que no significa que la técnica sea ídem. Y el jamón, bueno… en este caso tampoco corresponde.

Para hacer la salsa de los fettucine Alfredo sólo se necesitan 3 ingredientes, y les dejamos la receta a continuación para que aprendan a prepararla con todas sus letras y de la manera correcta. Porque está bien querer darle un toque local a lo extranjero, ¡pero otra cosa es cambiarlo por completo!


La Ragazza col Mattarello

Ingredientes (para 4 porciones)

– 250 gramos de fettuccini (spaghetti y linguini también sirven), al huevo

– 180 gramos de queso parmesano reggiano, rallado fino

– 80 gramos de mantequilla

– Agua de la cocción de la pasta

– Sal

– Pimienta negra (opcional)


TikTok: @jeremyscheck

Preparación

1. Hervir los fettuccini en agua con abundante sal, sacar cuando estén cocidos al dente. OJO: antes de descartar el agua, reservar un poco para la salsa.

2. Drenar la pasta y transferir a una sartén para comenzar el proceso de mantecatura, en el cual se formará la crema de la salsa.

3. Verter el queso y la mantequilla sobre los fettuccini, junto con la porción del agua de pasta reservada.

4. Revolver y mezclar consistentemente por 2 minutos, en los que el líquido se mezclará con el queso y la mantequilla para formar una crema similar a una bechamel ligera. Si queda muy espesa agregar un poco más de agua, y si está muy líquida puedes poner un poco más de queso.

5. Condimentar con un poco de pimienta negra opcional y una porción de queso parmesano rallado.

6. No, no hay un paso 6, en verdad. ¡El plato está listo!


Farrah Penn / BuzzFeed

La moraleja aquí es que no se necesita crema de leche para hacer que un plato sea «cremoso». Sólo hay que manejar bien los ingredientes y las porciones para disfrutarlo de la misma manera.

Puede ver el contenido completo aqui

Add Comment