España, el país de las mil leches

El cliente que hoy acude al súper se dará cuenta de que vive en el país de las mil leches. Una situación bien distinta a la de hace 70 años, cuando prácticamente la totalidad de la oferta que se consumía en España era leche cruda que procedía de la venta directa de las explotaciones ganaderas. Las cosas comenzaron a cambiar al inicio de los años cincuenta con la construcción de centrales lecheras ofreciendo leche fresca o ligeramente pasteurizada. Los prolegómenos de la actual situación se sitúan en los años sesenta con la comercialización de las primeras leches de larga duración, UHT, desde industrias como Larsa o Ato, aunque la explosión de este tipo de oferta no se produjo hasta los años setenta desde Leche Pascual, de la mano del grupo Tetra, que supuso la puntilla para la venta de leche fresca en España.

Seguir leyendo .

Comments

comments

Puede ver el contenido completo aqui

Add Comment