El enigma de Tabasco: Los manatíes del estado mexicano se están muriendo sin razón aparente

El estado de Tabasco, México, vive un misterio que hasta el momento nadie ha podido resolver: la muerte de 34 manatíes en tres municipios distintos de esa entidad: Centla, Macuspana y Centro.

El fenómeno comenzó el pasado 18 de mayo, cuando empezaron a aparecer los cuerpos de los manatíes más inflados de los normal en las costas de estas ciudades. Los pobladores de este estado están preocupados, ya que también aparecieron algunos peces muertos y habitantes afectados por consumo de agua. Nadie sabe si todas estas tragedias tienen la misma causa, pero se sospecha que sí.

Los diferentes estudios al agua

Hasta el momento, existen tres estudios diferentes que buscan determinar las causas del fenómeno. El primero estuvo a cargo de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) junto con la Universidad Nacional Autónoma de México, el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) y la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

Los datos de este estudio dieron como respuesta que en Los Bitzales -del municipio de Macuspana– no habían plaguicidas, herbicidas, glifosato, compuestos orgánicos, metales pesados o hidrocarburos. Esto se traduce en que las muertes no pueden ser atribuidas a la toxicidad del aguda, por lo que se continua examinando el agua, pero esta vez su reacción en diferentes animales vivos.

Por todo esto, se especuló que quizás estas muertes podían deberse a varios factores, como por ejemplo: la temperatura del agua, época de estiaje, acumulación de agentes contaminantes y estrés de alimento. Esto haría mucho más complicado la identificación del problema.


Profepa

Sin embargo, apareció otro estudio, esta vez del Laboratorio de Investigación de Recursos Acuáticos, del Instituto Tecnológico de Boca del Rio, en Veracruz. A diferencia del anterior estudio, ellos si encontraron metales pesados en las zonas donde los manatíes aparecen muertos. De hecho, encontraron cadmio en altos niveles, precisamente en Los Bitzales, donde antes no se había encontrado nada.

De acuerdo con Rafael Pacchiano, titular de la Secretaría de Medio Ambiente federal:

“No tenemos conocimiento de ese estudio, estamos localizando a la investigadora para realizar nuevamente estudios en los lugares que ellos muestrearon. Daremos a conocer los resultados en cuanto los tengamos. Resolver este problema es nuestra prioridad”.

La empresa petrolera Petróleos Mexicanos también hizo sus propios análisis, en los que descartó daños en las aguas de Centla y Macuspana, luego de que hicieran “verificaciones vía terrestre, acuática y aérea” en los lugares donde han encontrado cuerpos de manatíes.


Profepa

Rescatando manatíes

Victor Hirales, presidente y fundador de Derecho Sin Fronteras, dice que el camino a la solución no está por ahí, si no que haciendo un análisis de algas del polígono donde se han encontrado manatíes muertos, ya que los flujos de agua son constantes y eso hace que los resultados sobre contaminación no puedan ser confiables. Explica que:

“La única forma de saber qué está causando la contaminación del agua es estudiar las algas e identificar cuál ha sido el fenómeno de nutrición tanto de los manatíes como del agua, a través del estudio de la biota (organismos vivos presentes en el hábitat)”

Ahora los pobladores están cada vez más preocupados, ya que en el último tiempo ya han comenzado a morir peces e incluso algunas personas se han intoxicado por bebes agua.

Hasta la próxima secretaria de Medio AmbienteJosefa González Blanco– está al tanto de esto y se trasladó al lugar con un equipo de veterinarios para apoyar el rescate de los manatíes. De hecho, hay algunos pueblerinos que los están rescatando de las playas y los ponen bajo resguardo hasta que se sepa qué cosa los está matando.

No deja de ser preocupante esto, en especial si pensamos que Tabasco tiene la población más grande de manatíes del país, y pensar que la existencia  de estos está en peligro por un fenómeno que aún no tiene  explicación, hace todo aún más angustiante.

 

Source: Upsocl

Comments

comments