El coronavirus tiene a todos preocupados. Aplicar trucos contra el estrés nos puede hacer muy bien

El consejo ha sido el mismo en todo el mundo y de lo más claro: para detener la propagación del coronavirus, lo mejor que podemos hacer es quedarnos dentro de nuestros hogares. Van a ser un par de semanas muy fuera de lo normal, donde no podremos hacer mucho más aparte de sentarnos frente a la pantalla del computador a trabajar, si es que eres de los que pudieron tomar esa opción. Si es que no, tu única opción es sentarte a esperar que pase lo peor de la crisis de la manera más paciente posible. Por suerte tenemos bastante opciones de entretenimiento doméstico disponibles. No debería ser demasiado difícil matar las horas hasta que vuelva a ser de noche. 

Pero mientras ocurre esto, no es difícil perder la calma y caer presa de las olas de noticias complejas que se han tomado las redes. La pandemia de coronavirus es tan peligrosa como la plaga de malas notas e información sin comprobar con la que nos hemos encontrado. En situaciones como esta, es bastante fácil caer presa del viejo estrés, esa situación en al que sentimos que todo nuestro cuerpo se comienza a dar vueltas, presa del terror que nos genera no saber lo que va a ocurrir. Si ese es tu caso, estos 9 consejos pueden hacer la diferencia: 

1. Evadir por un tiempo las noticias que tengan que ver con la salud.


Unsplash

2. No busques frases de alivio constante. A la larga, te malacostumbrarás a depender de ellas.


Unsplash

3. Por ningún motivo busques tus síntomas en Google. Solo los agraviarás.


Unsplash

4. Si tienes malos pensamientos, enfréntalos con un poco de lógica y números confiables.


Unsplash

5. Ejercítate. No solo reduce el estrés, sino que además sube tus defensas.


Unsplash

6. Aplica ejercicios de respiración o meditación.


Unsplash

7. Dedica un tiempo a preocuparte. Así podrás salir de eso rápido y seguir con tu día.


Unsplash

8. Hazte un regalito. No se trata de quedar en la banca rota: con cocinar algo rico basta.


Unsplash

9. Y por último, recuerda siempre que todo pasa. Incluso el estrés que sientes, pasará en algún momento.


Unsplash

A cuidarnos todos, sea física o mentalmente.

Puede ver el contenido completo aqui

Add Comment