Construyen “robots vivos” que limpian residuos tóxicos y recogen microplásticos de los océanos

La tecnología avanza a pasos gigantes y cada día surgen inventos que ni siquiera el la película más futurista pensamos llegarían a ocurrir. Pero estamos en el 2020 y todo puede pasar. Ya nada debería sorprendernos. 

Un equipo de científicos de la Universidad de Vermont, en Estados Unidos creó “robots vivos” reutilizando células vivas de rana. Estos “xenobots” -como los han bautizado- milimétricos pueden moverse hacia un objetivo, tal vez recoger una carga, por ejemplo un medicamento para un paciente, y curarse a sí mismos después dañarse.

“Son máquinas vivas únicas. No son ni un robot tradicional ni una especie animal conocida. Es una nueva clase de máquina biológica: un organismo vivo y programable“, dijo Joshua Bongard, científico informático y experto en robótica de la Universidad de Vermont, que codirigió la investigación a la página web de la universidad .


Douglas Blackiston/Universidad de Tufts

Las nuevas criaturas fueron diseñadas en una supercomputadora en la UVM y luego ensambladas y probadas por biólogos de la Universidad de Tufts.

Estas máquinas son superiores a otras que ya hemos visto. “Podemos imaginar muchas aplicaciones útiles de estos robots vivos que otras máquinas no pueden hacer, como limpiar contaminación radioactiva, recoger microplásticos en los océanos, viajar en las arterias para curar desde dentro del organismo”, aseguró Michael Levin, del Centro de Biología Regenerativa y del Desarrollo de Tufts.


Sam Kriegman/UVM

La gente ha estado manipulando organismos para beneficio humano desde al menos los albores de la agricultura, la edición genética se está generalizando y se han ensamblado algunos organismos artificiales en los últimos años, copiando las formas corporales de animales conocidos.

Pero esta investigación, por primera vez, «diseña máquinas completamente biológicas desde cero», escribió el equipo en su nuevo estudio.

«Es un paso hacia el uso de organismos diseñados por computadora para la entrega inteligente de medicamentos», expresó Josh Bongard, profesor del Departamento de Ciencias de la Computación y Centro de Sistemas Complejos de UVM.


Joshua Brown

Muchas tecnologías están hechas de acero, hormigón o plástico, lo que las hace fuertes o flexibles. Pero también pueden provocar problemas ecológicos y de salud humana, como el creciente flagelo de la contaminación plástica en los océanos y la toxicidad de muchos materiales sintéticos y electrónicos.


Unsplash

 «La desventaja del tejido vivo es que es débil y se degrada. Es por eso que usamos acero. Pero los organismos tienen 4.500 millones de años de práctica para regenerarse y continuar durante décadas. Y cuando dejan de trabajar, la muerte, generalmente se desmoronan sin causar daño. Estos xenobots son completamente biodegradables», dijo Bongard al sitio web oficial. 

¡Un invento que sin duda suma al momento difícil que vive el planeta!

 

 

 

 

Puede ver el contenido completo aqui

Add Comment