Consejos para grabar vídeos con el iPhone

iphone video

Hace tiempo que el móvil dejó de ser el dispositivo con el que únicamente nos poníamos en contacto con otras personas mediante mensajes o llamadas. A día de hoy, adquirir un teléfono es también comprar almacenamiento musical, una cámara de fotos y vídeo, un archivador…

Activar el modo avión es una forma de asegurarnos que nadie interrumpirá nuestra grabación

Por eso es buena idea conocer las herramientas de las que disponemos para sacarle el máximo partido. Por ejemplo, cuando se lanzó en 2007, el primer iPhone no podía grabar vídeo. Ahora la calidad de las grabaciones de los teléfonos Apple es algo a destacar a la hora de decirdirse por una de las últimas versiones de este dispositivo: podemos grabar vídeos a cámara lenta, a cámara rápida, con una calidad nada desdeñable.

Para mejorar la experiencia a la hora de grabar un vídeo con iOS, es una buena idea echar antes un vistazo a la capacidad de memoria que queda disponible en el móvil, para evitar que la pantalla, a la hora de intentar capturar algo especial, se ponga borrosa y aparezca la notificación de “no hay suficiente espacio en el dispositivo”. Acostúmbrate a borrar fotografías que hayan salido mal, descartes, apps que ya no usas o incluso a limpiar de vez en cuando chats de WhatsApp, como los grupos, donde se almacenan muchos mensajes y fotografías que pueden restar capacidad para grabar vídeos.

La luz es importante. Tanto en fotografía como en vídeo, cuidar la luz puede salvar o arruinar nuestro trabajo. Por eso, comprobar la posición de lo que sea que vayamos a grabar respecto a la luz -sea natural o artificial- nos salvará de tener una imagen quemada o una silueta oscura, por ejemplo. Desde el iPhone se puede ir manejando de forma manual la iluminación de nuestro vídeo. Basta con mantener un dedo pulsado en la zona que queramos oscurecer o iluminar para abrir o cerrar el obturador de la cámara. El cuadro de exposición aparecerá en donde pulsemos, y con subir o bajar el dedo estará hecho.

Para bloquear y mantener la exposición de la cámara, se debe mantener pulsada la pantalla hasta que aparezca el letrero, en amarillo, de “bloqueo de AE/AF”. Así será más fácil mantener una misma exposición a lo largo de nuestro vídeo, a pesar de que nos movamos con el móvil.

¿Horizontal o vertical? La eterna pregunta puede resolverse con facilidad si pensamos primero dónde va a acabar nuestro vídeo. Si es en una plataforma como YouTube o Vimeo, lo mejor será optar por grabar en horizontal; no obstante, Facebook o Snapchat aguantan mejor vídeos verticales.

Para evitar interrupciones mientras grabamos un vídeo, activar el modo avión es una fácil manera de asegurarnos de que podremos acabar la grabación sin notificaciones que la estropeen las llamadas entrantes, por ejemplo.

Intenta buscar una superficie en la que apoyarte para grabar, pero si es un vídeo en movimiento y te estás desplazando, tener control de nuestros propios pasos es una buena idea. A nadie le gusta un vídeo que se sacude y que se vuelve difícil de seguir. Hasta contener la respiración -¡si el vídeo es corto!- puede ayudar.

Es una pena que en el formato de grabación de vídeo en iPhone no existan las guías que dividen en tres la pantalla como sí sucede con las fotografías. Estas líneas ayudan a mejorar el punto de fuga -hacia donde tienden a mirar nuestros ojos en una imagen- y a componer mejor la fotografía.

Encuadrar siempre con el sujeto principal en medio es una apuesta segura, pero no hacerlo también puede mejorar la visión general del vídeo, teniendo en cuenta que miramos de izquierda a derecha, y que por tanto será en la derecha donde acaben reposando nuestros ojos.

The post Consejos para grabar vídeos con el iPhone appeared first on TreceBits.

Comments

comments

Puede ver el contenido completo aqui

Add Comment