Científicos crearon una «hoja artificial» que absorbe CO₂ y produce combustible. Una ayuda ecológica

Si hay una herramienta que será y está siendo de gran ayuda contra la crisis climática, esa es, como en muchas ocasiones, la ciencia, y en este caso más precisamente, las nuevas tecnologías. La buena política, el voluntarismo y los nuevos ecológicos estilos de vida podrán también ayudar mucho, pero sin la tecnología necesaria para adaptar nuestra existencia y necesidades a las exigencias del planeta, serían esfuerzos insuficientes.


Pixabay

Y así lo entenderían unos científicos de la Universidad de Waterloo, que lograron crear una «hoja artificial» que puede convertir el dióxido de carbono en combustible. O sea, no solo limpia el aire, sino que también ayuda a generar energías necesarias para nuestro diario vivir. Inspirándose en un proceso súper natural y conocido, como lo es la fotosíntesis. Para de esa manera, lograr convertir el CO₂ en metanol y oxígeno, en vez transformarla en glucosa y oxígeno, como ocurre en el proceso químico original.


Pixabay

En un artículo publicado en Nature Energy, esto proceso al transformar el dióxido de carbono en metanol, permite que este último se pueda recolectar y utilizar como combustible calentando la mezcla de tal manera que el agua se evapore y genere ese proceso energético que es tan usado por muchos, sin saber la mayoría siquiera como funciona o de qué trata.

«Esta tecnología ha logrado que la energía solar para el combustible sea eficiente en aproximadamente un 10 por ciento. Esto ya es más grande que la fotosíntesis natural (…) El siguiente paso es asociarse con empresas de la industria para ampliarlo con un sistema de ingeniería de celda de flujo para la producción de combustibles líquidos. Se pueden desarrollar hojas artificiales más eficientes en línea con los socios de la industria”

– declaró el investigador principal, Yimin Wu, a The Independent .


Pixabay

Según palabras de este mismo líder del descubrimiento, se espera que esto se comercialice después de muchos años. Una nueva tecnología creada por una reacción química compuesta de sustancias como: glucosa, acetato de cobre, hidróxido de sodio y dodecil sulfato de sodio (las que se suman al agua). Un gran invento, que según los mismos intereses de su creador, tiene como fin ayudar en la lucha contra el cambio climático.

Puede ver el contenido completo aqui

Add Comment