Cambio de escenario

Mario Draghi puso ayer fecha de caducidad a la etapa de excepcionalidad monetaria que ha facilitado la salida de la crisis de la eurozona desde 2015. Las compras de activos se prolongarán durante otros tres meses (de septiembre a diciembre de este año), pero durante esa prórroga la compra será solo de 15.000 millones mensuales y desaparecerán a partir de esa fecha “si la inflación” y otros indicadores básicos lo permiten. De este anuncio puede inferirse que la eurozona volverá a un escenario de subida paulatina de tipos a partir del verano del próximo año. Estamos en el prólogo de un cambio monetario profundo, aunque progresivo, que tendrá consecuencias importantes para la economía europea a partir de 2019.

Seguir leyendo .

Comments

comments

Puede ver el contenido completo aqui

Add Comment