Cambia tu hidratación cuando llegue el calor

El exceso de sol y el desconocimiento de la importancia del agua para el organismo pueden provocar daños irreparables para la salud. Es por ello que es aconsejable consumir agua antes, durante y después de la práctica deportiva. De esta forma se previenen consecuencias de la deshidratación como la disminución del rendimiento físico, somnolencia, mareos, calambres musculares, taquicardias, entre otros.

La pregunta es: ¿Cuánta agua debemos tomar?

Se sugiere tomar aproximadamente 2 litros de agua por día. En el caso que se realice actividad física, se debe ingerir 500 mililitros de agua, 2 horas antes del ejercicio para promover una adecuada hidratación y tener tiempo para eliminar el exceso ingerido.

Durante el ejercicio se debe ir consumiendo 200 mililitros cada 15 minutos, aproximadamente. Algunas personas necesitan tomar más, de acuerdo a su nivel de sudoración. Si la actividad se prolonga por más de 1 hora, se le debe añadir las bebidas hidratantes isotónicas para asegurar el aporte de minerales perdidos por la sudoración.

Es aconsejable estar atentos y tomar todas las previsiones para evitar el denominado golpe de calor, por lo que se recomienda:

  • Protegerse la cabeza del sol.
  • Beber mucho líquido, frecuentemente, aún sin sed, en pequeñas cantidades.
  • Comer frutas y verduras.
  • No abusar de bebidas alcohólicas o cafeína.
  • Vestir con ropa ligera y colores claros

 

¡A disfrutar de la primavera!

 

Mariana Silvestro

Lic. En Nutrición

Source: soymaratonista – deportes -2

Comments

comments