Bradley Cooper sería famosa estrella «disco» en una de sus futuras cintas. Se acostumbró a cantar

El 2018 vio a Bradley Cooper salir un poco de los roles tradicionales que había personificado en sus películas. El actor, ocho veces nominado al Oscar, mostró una nueva faceta como director/actor, en la cual tuvo que ponerse la guitarra y cantar ya que protagonizó el musical A Star Is Born, en el que actúa junto a la excelente Lady Gaga. La película fue un éxito y muchos/as quedaron sorprendidos por la calidad vocal de Cooper.

Al parecer, a Cooper le quedó gustando el rollo de cantar en sus películas, ya que actualmente está en proceso de dirigir y protagonizar una biopic del célebre compositor Leonard Bernstein. Pero ahora se le vinculó con otro rol importante en cuanto a personalidades musicales, y que nos llena de curiosidad y expectación.

¿Por qué? Porque de concretarse, veríamos a Cooper cultivando su cabellera, con pelos en el pecho y trajes ajustados con patas de elefante, propios de los 70: el actor habría sido contactado para personificar a Barry Gibb, el vocalista y rostro principal de la extinta banda Bee Gees, eminencias de la música disco y unos de los pioneros del género en el Reino Unido.


Getty Images

De acuerdo a la información expuesta en The Guardian , Cooper habría sido considerado para el rol por Graham King, productor de Bohemian Rhapsody y quien está detrás de esta nueva cinta biográfica sobre los tres hermanos Gibb, todos miembros fundadores de la banda. Como dato, la productora de Steven Spielberg —Amblin Entertainment— también está involucrada en la película, mientras que el guión está siendo escrito por Anthony McCarten, también guionista de Bohemian Rhapsody, entre otras cintas.


Warner Bros. Pictures

Y claro, digamos que las cintas biográficas de músicos de los 70 han sido bastante exitosas en los últimos años: además de la mencionada Bohemian Rhapsody, uno de los musicales más destacados fue Rocketman, en el que Taron Egerton representó a la perfección al cantante Elton John. Y si hablamos de leyendas, Barry Gibb es una de ellas: es el único de los Gibb que sigue vivo y, además de hacer bailar a todo el mundo, tiene un récord vigente con los Bee Gees: hasta el día de hoy, la banda sonora que compusieron para la película Saturday Night Fever es la más vendida de la historia.

En cuanto a Cooper, podríamos decir que tiene cualidades de sobra para hacer de Gibb: conoce el mundo de los musicales, es físicamente muy similar al cantante y demostró que sabe proyectar su voz, tal como lo hizo en Shallow, canción que aparece en A Star is Born y que ganó el Oscar a Mejor Canción Original en la ceremonia de 2019.

Apenas sepamos más detalles de la cinta se los haremos saber, pero la sola idea de ver a Bradley Cooper como un ídolo de la onda disco es suficiente como para captar nuestra atención.

Puede ver el contenido completo aqui

Add Comment