Ardilla tocó la puerta de una joven cuando ella más lo necesitaba. Estaban destinadas a encontrarse

Siempre he creído que la vida es muy sabia, sabe perfectamente cuando darnos o cuando quitarnos, de una u otra forma logra crear un equilibro para que podamos soportar hasta la tormenta más cruda. Justamente así le sucedió a Michelle Burleson, quien luego de tener uno de los peores días de su vida, una amistosa roedora tocó su puerta. 

La joven acababa de llegar, luego de haber ido al veterinario a sacrificar a su amada perrita Budgie Lou de 13 años de edad, todos sabemos lo difícil que es perder a un ser querido, sobre todo si se trata de uno que ha sido tu fiel compañero durante los últimos años.

Cuando Michelle creía que no había nada ni nadie que pudiese quitarle la pena en ese momento, comenzó a sentir pequeños golpecitos en su puerta trasera, al dirigirse al lugar de donde provenía el ruido se llevó una gran sorpresa.


@michelleburleson

«Fui a investigar pero no vi nada, hasta que miré hacia abajo y vi una pequeña ardilla flaca mirándome, cuando abrí no se escapó, simplemente nos quedamos mirando el uno al otro»

–Dijo Michelle Burleson a The Dodo

Al verla tan escuálida y con el pelaje disparejo,Burleson fue en busca de un puñado de nueces y se las tiró en el patio para que esta pudiera comer tranquilamente. 

Luego de esto supuso que jamás volvería a verla, pero se equivocó, ese mismo día en la tarde, la pequeña y escurridiza ardilla volvió. Cuando Michelle la vio asomada nuevamente en su puesta trasera, quiso intentar acercarse, pero la asustadiza roedora salió disparada.

Con el pasar de los días ambas comenzaron a tomar más y más confianza, la una con la otra, ya que la ardilla comenzó a visitarla periódicamente en busca de una ración de comida, dándole a la joven una distracción del duro momento que estaba pasando.

«Ella apareció a la mañana siguiente al amanecer y nuevamente al atardecer, como un reloj todos los días, sus constantes visitas diarias me dieron algo que esperar».

–Dijo Michelle Burleson a The Dodo

View this post on Instagram

Awww yeah. Hey girl. You know what time it is? That’s right, shawty. Come on over here. It’s time to get squirrelly. Uh huh. It’s Styme Time. Styme Time Meditation making America nutty again. Focus on the cuteness and forget about the felons #StymeTimeMeditation #StymieTheSquirrel ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀ ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀ ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀ ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀ ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀ ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀ ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀ ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀ ⠀ ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀ ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀ ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀ ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀ ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀ ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀ ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀ ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀ ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀ ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀ ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀ ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀ ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀ ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀ ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀ ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀ ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀ ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀ ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀ ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀ #LifeOfStymie #meditation #yoga #breath # #squirrel #squirrelsofinstagram #nature #animalfriends #animal #animalpics #animallovers #squirrelfriends #adorable #postoftheday #animalvideo #furry #pet #pets #petsofinstagram #instagood #petstagram #yoga #mindfuleating #cute #cuteanimals #mindfulness #friday

A post shared by Michelle Burleson (@michelleburleson) on Aug 24, 2018 at 5:01pm PDT

La joven nombró a su nueva amiga Stymie, y luego de un sin fin de visitas por parte de la ardilla, Michelle comenzó a pasar el amargo trago que había dejado la pérdida de su querida Budgie Lou. Por su parte, la tímida Stymie se volvió más feliz y empezó a ganar peso.

«Poco a poco comenzamos a confiar entre nosotros más y más. Al principio, tenía miedo de que me mordiera o algo así, pero siempre fue muy amable».

–Dijo Michelle Burleson a The Dodo

View this post on Instagram

Season 1, Episode 24: The Life of Stymie: ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀ ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀ ⠀ “The One Where Stymie Calls B.S.” ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀ In today’s episode, Stymie is stoked at breakfast… until the nuts run out. Then it’s rodent rage. Straight up incredulous. ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀ ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀ ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀ ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀ ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀ ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀ ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀ ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀ ⠀ ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀ ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀ ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀ ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀ ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀ ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀ ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀ ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀ ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀ ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀ ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀ ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀ ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀ ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀ ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀ ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀ ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀ ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀ ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀ ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀ #LifeOfStymie #saturday # #squirrel #squirrelsofinstagram #StymieTheSquirrel #nature #animalfriends #animal #laborday #animalpics #animallovers #funnyanimals #adorable #postoftheday #animalvideo #furry #pet #pets #petsofinstagram #petsquirrel #ilovesquirrels #squirrellove #squirrellife #squirrelsofig #squirrelmom #squirrelsquad #easterngreysquirrel

A post shared by Michelle Burleson (@michelleburleson) on Sep 1, 2018 at 6:19pm PDT

Fue así como día tras día la pequeña ardilla fue perdiendo la timidez y agarrando más confianza, hasta llegar un punto en que se sentía en su propia casa, tanto así que se adueñó de la cama y del plato de agua Budgie Lou. Generalmente Michelle dejaba la puerta trasera abierta para que su nueva amiga pudiese entrar y salir, pero cuando se olvidaba de dejarla abierta Stymie tenía que tocar para avisar su llegada.


@michelleburleson

«Dejaba la puerta abierta o agrietada por la brisa, pero cuando no lo hacía, ella se subía a la parte superior de mi tabla de surf para golpear la ventana afuera de mi habitación».

–Dijo Michelle Burleson a The Dodo

Inspirada por el recuerdo de su amada Budgie Lou y el infinito cariño que le tenía a Stymie, Burleson decidió hacer algo devolver tan solo un poco de todo el amor que había recibido por parte de estos dos maravillosos animales, y fundó Budgie Lou Brew Coffee & Co. Una empresa de tostado artesanal, que brinda parte de sus ganancias en el rescate de perritos ancianos en situación de calle.

«No hay manera de que esto hubiese pasado si Stymie no hubiese aparecido un día, y hubiese traído de vuelta un poco de alegría en mi vida»

–Dijo Michelle Burleson a The Dodo

Pero todo cuento de hadas llega a su fin, Michelle tomo la decisión de cumplir su sueño y al fundar la compañía que siempre había deseado, por lo que tuvo que dejar lo que en ese entonces era su casa, vendió todo y comenzó su viaje por todo el mundo, sin antes por supuesto despedirse de su gran amiga y salvadora, Stymie.


@michelleburleson

«No puedo negar que lloré mucho la última vez que salí por la puerta. Mientras me alejaba, la vi salir corriendo por el espejo retrovisor, de pie sobre sus patas traseras mirándome. Le di la vuelta al auto por última vez para despedirme ”.

Stymie sigue viviendo en árbol del ex patio trasero de Michelle, y esta pequeña y amistosa ardilla jamás supo lo realmente importante que fue para ella y cómo logró cambiarle la vida a alguien para siempre. 

Puede ver el contenido completo aqui

Add Comment