Anciano es ayudado por su mono para recolectar cocos en Tailandia. Le paga su esfuerzo con comida

Próximamente, en Tailandia se celebrará una clásica festividad musulmana a nivel país; y como toda celebración masiva, es evidente que tiene que haber comida, por lo que necesitan muchos cocos para hacer la leche que va en las recetas de los curry y los deliciosos dulces asiáticos.


The Time Phuket

Dicho esto, en la pequeña isla de Ko Yao Noi, al este de Phuket, los locatarios no van al mercado para comprar sus cocos, sino que simplemente llaman a un anciano llamado Bang San, de 72 años y nativo de la isla. ¿Por qué? Porque se dedica a recolectar cocos ajenos con una técnica que prácticamente no se ve en la actualidad, y que sorprende en todo sentido.

Es muy simple: Bang San tiene un mono llamado Ai Thong, que se sube a los árboles y recolecta todos los cocos por él.


Atlas Obscura

Bang San es una de las tres personas que todavía usa a monos para la recolección de cocos. Cuando los locales tienen un árbol con cocos maduros, pero alejado de su alcance, mandan a buscar al anciano —porque no tiene teléfono— y, dependiendo de cuán lejos esté, emprende camino a pie o en moto, siempre junto a Ai Thong —y otro mono más en caso de que sea necesario—.

Cuando se pone manos a la obra, Bang San pone una correa a su mono, luego lo suelta e inmediatamente comienza a subir una de las palmeras. Una vez arriba, el mono se va directamente hacia los cocos más maduros —de color café— y mueve vigorosamente las ramas hasta que el coco cae al suelo. Dependiendo de la calidad de la temporada, se podrían cosechar más de 20 cocos en 15 minutos.


Atlas Obscura

Generalmente, Bang San hace sus procedimientos cobrando una tarifa fija, pero también hay veces que cosecha por su cuenta y vende los cocos a restaurantes, productores de dulces o a quienes hacen la leche de coco, ubicados principalmente en mercados. Para Ai Thong, en cambio, cualquier tipo de alimento es paga suficiente.

El oficio de Bang San, que comenzó antes del siglo 19, está en proceso de desaparecer por completo. Hoy en día, con la industrialización y la modernización de la industria alimentaria, las personas en Tailandia prefieren comprar la leche de coco directamente del mercado o incluso en el supermercado, donde la venden en envases de plástico.


Atlas Obscura

Pero mientras tenga a su fiel Ai Thong al lado, Bang San siempre hará que las cosas sean más sencillas y naturales. Total, es mucho mejor darle trabajo a alguien que lo necesita, ¿no?

Puede ver el contenido completo aqui

Add Comment