Aburridos de las deudas, decidieron construirse una casa en medio del campo y usando contenedores

El sueño de muchas personas es retirarse o jubilarse tranquilos, sin deber dinero y en paz. Lamentablemente pocos lo logran, el sistema termina por consumirlos y echan sus anhelos por la borda. Jaimie y Dave son el claro ejemplo que sí se puede. Ellos lo lograron.

Estaban aburridos de las deudas, el sólo hecho de pensar en pagar una hipoteca los entristecía. Sin embargo, lucharon contra la corriente y decidieron construirse una casa en medio del campo, usando contenedores de transporte, de forma sustentable. Cumplieron el sueño de sus vidas.

Aquí un video (en inglés) para conocer la vivienda en mayor profundidad:

Y si pensabas que por estar hecha de material reciclado sería menos linda, te equivocabas. La construyeron con sus propias manos, afinando cada detalle y a su propia medida. El resultado es simplemente asombroso, su hogar es envidiable. 

Tiene el tamaño adecuado para una pareja, una terraza amplia y ¡Ni hablar de su patio! Tienen un bosque entero para contemplar y disfrutar de la paz.


YouTube Living Big In A Tiny House

Lo más importante para ellos era vivir sin deudas y lo consiguieron. La cuestión es muy simple: Lograron lo que el 99.9% de los adultos quiere.

Tienen libertad, en todo sentido, tienen la tranquilidad que siempre quisieron y «vencieron» al sistema que aplasta los sueños de muchas personas.


YouTube Living Big In A Tiny House

No todo fue sencillo, obviamente. Siempre lo añoraron, pero concretar esta idea era casi una utopía. Cuando Dave (El esposo) sufrió una hemorragia cerebral, ellos pensaron que sería el fin del proyecto.

Sin embargo, fue un impulso. Superaron juntos la enfermedad y abrieron los ojos: La vida es sólo una y las cosas hay que hacerlas. Como dice el dicho, hay que lanzarse a la piscina.


YouTube Living Big In A Tiny House

La construcción de su sueño fue como una terapia para Dave. Cuando llegó el momento de su inauguración, es dieron cuenta que todo valió la pena. Sí se puede doblegar la mano del «destino».

En muchos lugares del mundo su historia está inspirando a personas, que buscan paz y tranquilidad. Así como Dave y Jaimie, alejados de las deudas.

Puede ver el contenido completo aqui

Add Comment