Abuelitos recibirán 55 mil dólares tras ser apartados de sus nietas. Ex nuera no dejaba que las viera

Uno de los cariños más puros que existen es el que los adultos mayores sienten por sus pequeños. Los quieren más que a sus propios hijos, por lo que cada minuto de ausencia les duele. Debemos fomentar instancias de reencuentro entre ellos, no de separación.

El Ministerio de Justicia española deberá indemniza con 50 mil euros, equivalentes a 55 mil dólares, a un par de abuelitos que fueron apartados de sus nietas. No las podían ver por la separación de sus padres. Lucharon tanto por volver a ver a sus retoñas, que llevaron el caso a tribunales. Las quieren de vuelta con ellos. 


Pixabay.

La Audiencia Nacional obligó a este pago por la «extraordinaria demora procesal», con la que durante años han esperado a que se llegue a una resolución favorable para ellos. Los ancianos comenzaron el proceso en 2007, tras el quiebre de la relación entre ambos. El magistrado dio entonces la razón, pero la sentencia nunca llegó a concretarse. La ex nuera continúo impidiendo ver a las niñas.


Pixabay.

En marzo de 2017, los ancianos recibieron un monto de 11 mil dólares por esta prohibición. La suma subirá 16500 dólares para cada demandante, por considerarse excesivo el tiempo que se ha demorado en poner fin al problema.


Pixabay.

No tan solo los abuelitos fueron indemnizados, el padre de las niñas también lo fue. Recibió 52 mil euros, equivalente a 57 mil dólares, por la falta de contacto con sus hijas. Según cita La Vanguardia , la Audiencia Nacional aseguró que se trata de un cifra menor por el vínculo que lo une a las menores. «Al tratarse de una relación distinta la que une a los padres con los hijos, de la relación que une a los abuelos con los nietos, considerando más intensa, al menos cuantitativamente, la primera», aseguraron.


Pixabay.

Los 55 mil dólares otorgado por el Estado fue para cuantificar los «daños morales» que les dejó la abrupta separación. «La agravación de las consecuencias de la falta de relación personal, en el presente caso de los abuelos con sus nietas, por causa de la prolongación de las medidas de alejamiento personal acordado en su día por el juzgado”, afirmó la entidad.


Pixabay.

Los abuelos son prácticamente nuestros segundos padres. Tenemos una conexión única con ellos. No la tendremos con nadie más de nuestra familia. Debemos cuidar el hermoso vínculo que generamos con ellos. Dejar atrás los egos y permitirles ver a sus nietos, sin importar el término de una relación. Es un amor puro de verdad.

Puede ver el contenido completo aqui

Add Comment