315.550 millones de deuda corporativa española está en tipos negativos

Ante la incertidumbre comercial y los síntomas de desaceleración económica, los inversores se han apresurado a buscar cobijo en la renta fija. Con ello, han provocado que hitos históricos que hace un año parecían impensables sean hoy realidad. El ejemplo más reciente, la emisión de deuda a 30 años a cupón cero de Alemania de esta misma semana. Las situaciones insólitas no son algo exclusivo de los bonos de los Estados, sino que también han llegado a la deuda de las empresas.

Seguir leyendo .

Puede ver el contenido completo aqui

Add Comment